Dillon, Michael: China, a modern history

Michael Dillon
China, a modern history
I.B.Tauris
, London-New York, 2012.
504 páginas.
Esta obra es efectivamente una historia de China, concentrada en los tiempos modernos y narrada con una perspectiva moderna. Empieza con una versión resumida de la historia del Imperio, y empieza a relatar con detalle a partir de las Guerras del Opio. Es difícil hablar en detalle y en profundidad de un tema tan extenso como China sin recurrir a un tratado enciclopédico, porque las obras de tamaño mediano se convierten en un desfile de nombres, hechos y fechas, y los libros muy extensos se vuelven material para especialistas. Dillon consigue ubicarse en un punto medio, en donde proporciona suficiente detalle sin ser abrumado por el detalle,
Por ejemplo, el conflicto fronterizo entre China y la URSS de 1969 es narrado en perspectiva y en detalle. Se cita el detalle chusco del nombre con que se bautizó la calle donde estaba situada la embajada soviética: Calle del Antirevisionismo; era una época en que la cordialidad entre esas naciones había desaparecido, y en su lugar estaba la aversión que se fomentó entre Mao y el líder soviético en turno, fruto del amplísimo ego que tenían tanto Stalin como Mao, que un mundo era insuficiente para contener a los; los países competían por lograr mejores avances económicos y sociales, y en China los soviéticos fueron calificados de revisionistas, y sus líderes eran los Nuevos Zares; el nuevo nombre de la calle era un recordatorio de las dificultades que tenían.
Otro hecho importante en la historia china, la caída en desgracia de Lin Biao (compañero de armas de Mao, aparentemente su heredero) es puesta en la perspectiva de la lucha interna entre el Partido Comunista Chino y el Ejército Popular de Liberación, en una época en que el ejército había conquistado poder civil y podía amenzar al poder del partido.
La mejor recomendación que puedo dar para conocer más a fondo China, es este libro en combinación con el del profesor Starr, Understanding China; Dillon es excelente como historia, Starr como análisis.

Hacer un comentario: