El difícil arte del endeudamiento

El difícil arte del endeudamiento
1-Motivación en el aire.
De vez en cuando se encuentra uno a alguien que contesta con un dejo de fastidio: “¿mi coche a crédito? No, yo todo lo pago de contado”, cuando la mayoría de los mortales tenemos que recurrir con alguna frecuencia a los servicios de la banca. La banca puede ser voraz en el cobro de intereses, como cuando le hicieron recientemente una “oferta” a un compañero de trabajo de darle crédito, pagadero en un año con un interés anual del 40%. ¿Sabe usted cuánto están pagando los bancos, tasa anual, por las inversiones? Algo así entre el 0.4% y 0.6%, eso quiere decir que ese banco está cobrando por tasas activas (los préstamos que hace) más o menos ochenta veces más que lo que el banco paga por tasas pasivas (los depósitos a plazo). Pero los intereses no son el peor problema con los bancos, el mayor problema es que hay que pagar, que tarde o temprano nos cobran o se quedan con lo que haya sido dado en garantía del préstamo.
Ahora bien, mi argumento tiene una falla. ¿Qué sucede si usted pide prestado, da el uso adecuado (o no) al dinero, y más adelante alguna otra persona se encargará de pagarlo? Todos los peros que le ponemos a la banca desaparecen, porque el problema será de otra persona, no nuestro. En este caso se encuentran los sobrinos que le piden la firma de aval al tío, el sobrino despilfarra el dinero, el tío tiene que pagar, y las relaciones entre los dos quedan echadas a perder, con los servicios de aval del tío destruídos para siempre.
Ahora bien, inclusive este segundo argumento tiene una falla. ¿Qué pasa si usted pide prestado, da el uso adecuado (o no) el dinero, y más adelante un grupo grande de personas desconocidas carga con el pasivo, pagándolo sin darse cuenta? Esto es casi el ideal, puesto que los pagadores difícilmente podrían unirse y reclamarle al que firmó los pagarés, desheredarlo o hacer alguna de las cosas que los tíos defraudados pueden hacer con los sobrinos tarambanas.
El verdadero escenario ideal, para no hacer el cuento largo, es el caso anterior junto con el gran aliciente de que el que pide el préstamo puede hacer con ese dinero lo que se le pega la gana.
2-Motivación con los pies en la tierra
A esta reflexión cualitativa (es decir, sin insistir en números) llegué después de leer varias noticias en el periódico que informan de los grandes endeudamientos que han adquirido los estados. El más notable de todos fue el moreirazo, con $36,000 millones que no saben los coahuilenses en qué se fueron, nada más saben que los tienen que pagar. El último es el caso de Chiapas, puesto que hoy 4.10.2012Reforma informa que el gobernador saliente Juan Sabines dejará una deuda de $40,000 millones, cuando recibió el estado debiendo nada más $1,515 millones. Había pedido hace 15 días $5,000 millones para la transición: imagínese usted los niveles de falta de imaginación, de estupidez, de falta de mejores pretextos: ¿cuándo hemos visto que un cambio de gobierno sea tan caro?
Aparentemente, durante los últimos años se corrió la voz entre los gobernadores de que “era sano para el estado” tener pasivos, y como una epidemia de VIH (cuando no había ningún medicamento), todos los estados han pedido prestado para fines que a la ciudadanía no le quedan claros. Recuerde usted que el Moreirazo salió a la luz porque un Banco fue a Hacienda a ver qué pasaban con las participaciones federales que garantizaban los pagos, porque no había cumplido el estado, y ahí fue donde se enteraron de que Hacienda no había metido la mano en este asunto. En Aguascalientes todavía estamos en la incógnita de qué pasó con los $2,000 millones del FIADE, donde hay muchos sospechosos pero pocas nueces en cuanto a acciones tomadas contra ellos y en cuando a aclaración del destino de ese dinero. Y así, cualquier estado podrá contar su rosario de penas relacionados con los endeudamientos de los estados.
La SHCP publica tablas anuales del endeudamiento estatal, y compilándolas se obtiene el siguiente resultado:
DEUDA PUBLICA DE ENTIDADES FEDERATIVAS Y MUNICIPIOS
Saldos al 31 de Marzo por Entidad Federativa
(Millones de pesos)
 
Entidad
1993
Marzo
incremento
marzo 2012
incremento
incremento
 
 
2006
1993-2006
 
2006-2012
1993-2012
T  O  T  A  L
16,618.2
144,449.1
769.22%
396,832.40
174.72%
2287.94%
 
 
 
 
Aguascalientes
283.6
1,067.6
276.45%
3,039.70
184.72%
971.83%
Baja California
478.1
4,268.6
792.83%
11,142.20
161.03%
2230.52%
Baja California Sur
260.8
602.1
130.87%
1,739.20
188.86%
566.87%
Campeche
127.1
40.9
-67.82%
1,036.70
2434.72%
715.66%
Coahuila
248.9
388.9
56.25%
36,503.90
9286.45%
14566.09%
Colima
104.3
569.7
446.21%
2,204.70
286.99%
2013.81%
Chiapas
212.3
1,515.9
614.04%
15,488.10
921.71%
7195.38%
Chihuahua
411.5
1,704.7
314.26%
18,220.50
968.84%
4327.83%
DF
960.6
43,508.7
4429.33%
55,778.30
28.20%
5706.61%
Durango
296.7
2,726.3
818.87%
4,359.50
59.91%
1369.33%
Guanajuato
280.3
1,867.4
566.21%
8,345.70
346.92%
2877.42%
Guerrero
497.8
2,066.0
315.03%
3,493.30
69.09%
601.75%
Hidalgo
30.0
2,460.4
8101.33%
3,697.00
50.26%
12223.33%
Jalisco
2,260.8
8,657.7
282.95%
25,907.40
199.24%
1045.94%
México
2,728.5
31,607.3
1058.41%
38,578.40
22.06%
1313.91%
Michoacán
101.0
2,740.2
2613.07%
16,714.10
509.96%
16448.61%
Morelos
162.2
897.5
453.33%
3,232.90
260.21%
1893.16%
Nayarit
118.2
280.5
137.31%
5,251.60
1772.23%
4342.98%
Nuevo León
1,273.1
11,665.6
816.31%
37,937.90
225.21%
2879.96%
Oaxaca
181.6
514.7
183.43%
5,473.30
963.40%
2913.93%
Puebla
106.1
3,114.1
2835.06%
9,752.90
213.19%
9092.18%
Querétaro
343.7
1,743.4
407.24%
2,045.00
17.30%
495.00%
Quintana Roo
437.4
1,926.9
340.53%
13,776.60
614.96%
3049.66%
SLP
306.3
2,168.8
608.06%
4,576.00
110.99%
1393.96%
Sinaloa
481.9
4,190.5
769.58%
5,247.80
25.23%
988.98%
Sonora
2,547.0
6,163.0
141.97%
13,994.70
127.08%
449.46%
Tabasco
187.9
672.9
258.12%
2,550.90
279.09%
1257.58%
Tamaulipas
416.3
980.3
135.48%
11,208.10
1043.33%
2592.31%
Tlaxcala
68.8
83.3
21.08%
74.5
-10.56%
8.28%
Veracruz
348.4
3,435.1
885.96%
28,122.90
718.69%
7972.01%
Yucatán
224.6
553.4
146.39%
2,485.40
349.11%
1006.59%
Zacatecas
132.4
266.7
101.44%
4,853.00
1719.65%
3565.41%
3-El escenario ideal
En los buenos tiempos en que amarraban a los perros con longaniza, los gobernadores no tenían que recurrir al endeudamiento para tener dinero, con lo que había en la tesorería les bastaba. Dicen de Luis Ortega Douglas (ex gobernador de Aguascalientes) que un día se le acercó en el Club Rotario uno de sus amigos y le preguntó: “Oye Luis, ¿a ti cuánto te deja el gobierno?” LOD piensa un momento, sonríe, y contesta: “mira, mal trabajado, me deja un 10%.” Pero eran otros tiempos, insisto. Ya no administramos la abundancia y los gobiernos tienen que endeudarse para poder hacer obra pública. No es malo endeudarse, el riesgo está en dos factores: 1) sobrepasar la capacidad de pago, 2) dar mal uso al dinero recibido en préstamo. Cuando en el sexenio pasado empezaron a hablar de “bursatilizar las finanzas del estado” yo no entendí lo que se pretendía, hasta ahora que han salido a la luz las obras inconclusas y los dineros esfumados lo he comprendido. Este es un problema grave puesto que se ata de manos al Estado, dejándolo sin recursos. Si nos fuéramos a endeudar para efectivamente sanear la red de agua del Distrito 01, o para hacer varias presas medianas en lugares estratégicos del estado, Y VIÉRAMOS CONCLUIDAS LAS OBRAS, yo no pondría tantos peros.
El problema es que los antiguos pecados de ineficiencia, corrupción en pequeño, mordidas a los policías de tránsito, etc., de que se quejaban los mayores cuando yo era joven son realmente insignificantes comparándolos con lo que puede resultar de endeudar al estado con algunos miles de millones, al estilo Moreira, al estilo FIADE, al estilo el 2º piso del periférico, al estilo Sabines; porque se endeuda por un dineral, se utiliza en obras de utilidad cuestionable, o peor aún, no sé sabe qué pasó con el recurso.
Para todo ilícito que se comete en el gobierno, la solución ideal es “echarle tierra al asunto”, es decir, volver invisible la cuestión para que la gente no se dé cuenta del problema y con el tiempo lo olvide; en otras palabras, los ilícitos en el gobierno están sustentados en gran medida en la ignorancia del pueblo. Durante muchos años se apoyaban unos a otros las gentes en el poder y pasaron impunes muchos ranchos y propiedades adquiridas por gobernadores (como el rancho El Milagro de Oscar Flores Tapia). Sin embargo, recientemente han ido cobrando vida e importancia los Institutos de Acceso a la Información Pública, y aquí los perpetradores de algún desfalco buscan salvarse declarando clasificada la información, pero eso tiene que cambiar. Recuerde usted que los gastos para construir el 2º piso del periférico fueron declarados así, y lo mismo se ha querido hacer en Coahuila para proteger al que ahora vive a salto de mata, Humberto Moreira.
Lo primero que los ciudadanos tenemos que hacer es informarnos. La tabla presentada tomó sus datos del sitio http://www.shcp.gob.mx/Estados/Deuda_Publica_EFM/2006/Paginas/1erTrimestre.aspx(cambiando 2006 por 2012 o el año que quiera), que usted y cualquier persona pueden revisar. Ahí se dará cuenta de los niveles de endeudamiento de su estado y si los considera excesivos (o no sabe para qué se usaron), levantar y hacer valer su voz. La política está podrida porque la dejamos completamente en manos de los políticos, pero no debe ser así: la política nos concierne a todos, y esta es una manera de hacer política: estar informado.


Comments

El difícil arte del endeudamiento

  1. Como siempre, mi admiración y respeto y estoy de acuerdo contigo, el país es de todos, no de los políticos!!!!, ni de ningún partido político!!

  2. Hola José Luis,
    Gracias por darnos a conocer esta información. Mientras estaba leyendo tu artículo estaba oyendo también a Pedro Ferriz de Con, él estaba informando que en Pemex se están desapareciendo diariamente 82,000 barriles de petroleo, suponiendo que el barril cueste 100 dolares estaríamos hablando de $$8,200,000 (ocho millones doscientos mil dolares) y si ésto lo multiplicamos por 365 dias nos da una cantidad anual de $$ 2,993,000,000.00 (dos mil novecientos noventa y tres MILLONES de DOLARES) Esa es la pequeña cantidad que se están robando. Esto lo hizo público un informador a nivel nacional. El está manifestando su indignación y su desacuerdo con este robo. Lo más seguro es que no va a pasar nada porque ese dinero ya debe de estar bien repartido entre los que podrían hacer algo para investigar el delito y castigarlo.
    Con este ejemplo me pregunto, que podría hacer un ciudadano común y corriente para inconformarse por este tipo de robos “en poblado”? De que nos sirve hacer “política” informándonos de como y cuanto nos roban?
    Tu tienes este medio para expresarte públicamente. Me pregunto, Que autoridad en el estado o en el país leé tus lineas? Cómo llega tu inconformidad hasta ellos? Que nos aconsejas hacer para que nuestra inconformidad llegue a las autoridades y se haga algo para solucionarla?
    Yo quisiera también saber, como puedo contactar al diputado federal del distrito donde vivo? El debería ser el conducto para hacer llegar mis quejas e inconformidades, pero en México esa es una utopía.
    Ojalá que pronto haya un forma de realmente hacer llegar nuestra voz sin que tengamos que salir a las calles a bloquear carreteras y vialidades.
    Saludos

    • Hola Antonio:

      Yo creo que el gobernador y el jefe de gabinete me leen de vez en cuando, principalmente cuando expreso alguna opinión sobre los asuntos públicos. Cuando hablo de arte, ciencia, historia, cine, no creo que sean temas que les interesen. Sin embargo, aún en el supuesto de que me lean, no veo ningún efecto, puesto que he hecho algunas sugerencias como plantar árboles en todas partes del estado (al menos en el borde de las carreteras) y ni recibí respuesta ni veo que estén plantando árboles. Parece que éste va a ser un sexenio consagrado a la Línea Verde, en cuando a ecología y medio ambiente se refiere.

      Planteas una pregunta muy interesante en tu comentario, cómo incidir en las decisiones de los gobernantes. Desde la perspectiva de un gobernante, hay cuatro clases de ciudadanos:

      1-sus amigos, socios, funcionarios que están en un nivel semejante o parecido. Por ejemplo los compañeros de partido, los empresarios a los que les da contratos, sus secretarios.
      2-los subordinados, digamos de subsecretario para abajo, a los que les dio el nombramiento pero no la facultad de opinar.
      3-las personalidades: puede ser el líder de otro partido, un Premio Nobel, un intelectual importante.
      4-el lumpen proletario: todos los demás, incluidos tú y yo, sin querer ofender a nadie.

      Los de la case 1 y el gobernador se solidarizan en sus conveniencias y no hay manera de un Secretario le corrija la plantilla al jefe, por ejemplo, porque sería despedido.
      Los subordinados, clase 2, tienen un zipper en la boca y por lo general están más interesados en conservar su puesto.
      Las personalidades pueden decir lo que quieran y a veces se les hace caso, por el impacto que tienen sus declaraciones.
      Para el resto del pueblo, incluidos tú y yo, nuestra voz individual no cuenta. La única manera de que cuente es a través del número y la insistencia: que se junten varias personas que opinen sobre algo que hay que hacer, y que en bloque presenten su sugerencia.

      Me preguntas por los diputados. Creo que no hay mucho que hacer por ahí, te daré dos ejemplos. Raúl Cuadra era diputado, salió un día en youtube pateando a un aficionado en el Estadio León, y ahora salió la noticia de que anda buscando un amparo. Lula Reynoso Femat también era diputada (plurinominal), no sé qué podría hacer por nuestro estado la hermana del peor gobernador del que yo tenga memoria. El otro día me encontré a Martín Orozco Sandoval en Vips, y me acerqué a saludarlo. Nunca lo había hecho, fui para darme una idea de quién es él. Mi intuición me informó que sencillamente quiere escalar puestos y seguir en el candelero. Lo digo porque si yo fuera diputado y se me acercara alguien, trataría de conocer sus inquietudes y establecer una liga con esa persona, pero no lo vi en Martín. Como dice el dicho, en la manera de agarrar el taco se nota quién es tragón; yo no percibí mayor interés por el bienestar de nuestro Estado cuando hablé con MOS.

      En otras palabras, el pueblo está solo, como siempre ha estado. Hay que unirnos para presentar nuestras opiniones y darles el valor del número, ya que el valor del argumento es desechado (casi invariablemente) por las autoridades.
      JL

  3. José Luis,

    Te agradezco mucho tus comentarios.

    En esta era de las redes sociales tal vez nuestra unica opción es crear una cuenta de twiter, en caso de que no exista, donde puedamos expresar nuestras propuestas e inconformidades.
    Espero también que se creen grupos como el “Yo soy #132”, pero sin intervensión partidista, que puedan presionar pacificamente al gobierno para que se haga el cambio que nuestro país necesita y merece, para tener un gobierno NO corrupto, donde no exista la impunidad y donde se imparta justicia equitativamente (NO más Presuntos Culpables)
    Te manifiesto mi reconocimiento a tu trabajo editorial y te envío un fuerte abrazo.

    ATA

Hacer un comentario: