Leyes y su aplicación, a modo

1-Leyes a modo

A medida que las cosas se le descomponen a un gobierno, inventa más y más leyes que son para beneficio del círculo íntimo o para fastidiar al pueblo, más una enorme cantidad de reglamentos y parches que intentan remendar lo que debería estar resuelto por la educación. El peor caso de que se tenga noticia es el Artículo 58 del Código Penal de la URSS, que castigaba con el destierro o el fusilamiento y la confiscación de todos sus bienes al que hablara con extranjeros, sostuviera correspondencia con ellos, atentara contra el Estado Proletario, escribiera cosas subversivas, en resumen cualquier cosa que a la Policía Secreta le pareciera sospechosa; en la práctica significó una patente de corso para que el gobierno de la URSS persiguiera a todos los opositores vivos, muertos o imaginables, y para crear el gulag, en donde perecieron millones de ciudadanos, más un número indeterminado que fue fusilado o simplemente desapareció.

El caso de México no es tan severo; quizá nuestros legisladores piensan que dado el antecedente de la URSS, todavía tienen mucho margen de maniobra para fastidiar al pueblo antes de que las cosas se pongan realmente mal. Pero tenemos nuestros ejemplos de vergüenzas legislativas:

  1. Los partidos políticos tienen el monopolio del poder, ya que todos los legisladores y puestos de elección popular (presidente, gobernadores, presidentes municipales) tienen que ser postulados por un partido para que puedan entrar en las elecciones. Hace tiempo discutí este asunto con un representante del PVEM, quien me informó que se hacía así “para proteger” al pueblo de los rufianes, porque de esta manera los partidos ejercerían una vigilancia sobre los candidatos y no permitirían que se postulara nadie indeseable. A la vista de los ejemplos de Granier, Sabines, Emilio González, Reynoso Femat, Moreira, el Gober Precioso, etc., (tomando en cuenta nada más a gobernadores), creo que el argumento de protección al pueblo cae por sí solo. Son leyes a modo porque han sido elaboradas por los partidos políticos para beneficio de los partidos políticos.
  2. Plurinominales… sin comentarios.
  3. En el Presupuesto de la Federación para 2013 se filtró una ley para que determinados contribuyentes pudieran acudir al cobijo de esa ley y obtener condonación de impuestos. El resultado es que Televisa apareció casualmente retratada en esa ley, sus contadores se dieron cuenta que les había caído un regalo del cielo sin que ellos lo hubieran solicitado, y decidieron aprovechar la situación para ahorrarse unos $3,000 millones de pesos. Yo, que no creo en los milagros políticos (salvo oficio divino certificado ante notario público), pienso que se está pagando alguna deuda con esta ley hecha a modo; casualmente fue discutida y aprobada por el actual Congreso, el que entró en funciones en septiembre de 2012, unos meses antes de que Peña Nieto asumiera el cargo de Presidente. Esta ley no es ley a modo, sin un retrato hablado de Televisa.
  4. Se está haciendo un gran escándalo con respecto a los juicios orales, dando un sinfín de razones para convencernos de que es lo mejor, que habrá mayor certeza en los juicios y moralidad en todos los que participan, etc. Cualquiera que haya visto series de TV norteamericanas sabe que los juicios orales, al igual que los escritos, y en general cualquier forma de administración de justicia, es corruptible. Pensando como rufián, tanto los juicios actuales (todo por escrito, decidido por un juez) como los orales (ante un jurado, el juez nada más controla los eventos del juicio pero tiene que acatar la decisión del jurado) tienen sus ventajas y sus desventajas. Un juez será más difícil de convencer o presionar que un miembro de un jurado, pero nada más es un obstáculo por salvar; un jurado son muchos, pero menos informados de las cuestiones legales y por lo tanto más influenciables; a cualquier circunstancia se puede adaptar el abogado de un rufián, excepto a la falta de presupuesto. En mi opinión todo este alboroto es enfocar el asunto de la justicia empezando por el final, cuando ya se cometieron los delitos y ahora hay que ver a qué arreglo o castigo se puede llegar. El principio de la justicia tiene que ser la educación; la justicia, al igual que la salud tiene que ser preventiva, y los mayores esfuerzos de la administración de la justicia deberían darse en la dirección de bajar los delitos; hay muchas maneras de hacerlo, pero la primera, la indispensable, es que la población acepte de corazón un código de ética, que se espera esté plasmado en las leyes. Para que esto funcione, la educación es y será siempre el paso más importante; el segundo paso es que los de arriba no roben demasiado…, y el tercero es jueces que no sean corruptos ni influenciables.
  5. Para la anécdota, porque no progresará, tenemos la iniciativa de #LadySenadora pidiendo una Fiscalía para la Protección de los Políticos. Todos los privilegios que tienen y encima una fiscalía para que los libre del acoso de las redes sociales… válgame Dios.

2-Aplicación de las leyes, también a modo.

La Ley concede al Estado el monopolio en la impartición de justicia. Esto es correcto, porque el individuo debe someter a una autoridad sus querellas con otras personas, de otra manera la sociedad viviría regida por la Ley del Talión (ojo por ojo, diente por diente) y tendríamos tantas leyes como personas, ya que hay algunos capaces de matar a un semejante porque los miró feo, y hay otros, muy escasos, que saben perdonar. Pero esto es correcto en la medida en que el Estado imparte la justicia, es decir, hace cumplir las leyes. Si esto no sucede, vivimos otra Ley del Talión, en donde el Estado decide a quién aplicar la justicia y a quién perdonar.

En términos prácticos: hay delitos que se persiguen de oficio (por ejemplo, los homicidios) y otros que se persiguen solamente si la Autoridad cree que debe de hacerlo; esta es la primera capa del monopolio estatal en el ámbito de la justicia. La segunda capa es la manera en que persigue un delito: pueden avisar a tiempo al delincuente para que emigre a tierras más benévolas, pueden poner el expediente al principio o al final, pueden encargarlo al mejor o al peor de sus investigadores, se puede perder el expediente, pueden comentar en un desayuno con el juez encargado del caso diversas salidas al asunto. En pocas palabras, la Ley dice una cosa y es el humano el que la aplica, de una manera o de otra.

Los casos abundan en este país de personas que son señaladas públicamente como perpetradores de algún delito pero a veces son enjuiciados, a veces no; si son enjuiciados, a veces son condenados y a veces no; si son condenados, puede ser una condena fácil o puede ser estricta; y en cualquier caso, existen las maravillas del amparo, la revisión del juicio, el echarse para atrás (como en el caso de Cassez, que la excarcelaron porque la habían filmado al ser detenida, argumento tan válido como “no estaba maquillada para la foto”), y la desaparición de evidencias.

Recientemente tuvimos los vándalos del 1º de Diciembre que destrozaron y saquearon comercios en el centro del DF, y los porros que tomaron rectoría de la UNAM; en uno y otro caso la Justicia estaba muy ocupada, los sujetos están libres y les abrieron mesas de diálogo para convencerlos de que se quitaran la máscara y nuestra niñez pudiera conocer a sus héroes.

Recordemos, para vergüenza de todos, al Ministro de la SCJN Góngora Pimentel, quien demandó y consiguió que la madre de sus hijos fuera a dar a la cárcel porque puso una casa a su nombre; me pregunto si el Ministro hubiera preferido que los hijos autistas figuraran como dueños. Una vez expuesto el caso al público, el Ministro hizo lo necesario para que la señora saliera de la cárcel; me preguntó qué hubiera pasado si Carmen Aristegui no hubiera dado a conocer la noticia.

Pero los gobernadores dan la mayor tela de dónde cortar. Mario Villanueva Madrid (QR) fue a dar a la cárcel por narcotráfico, fue extraditado a EEUU y allá está tratando de probar su inocencia; en México fue declarado culpable. Aparentemente a él sí le aplicaron la ley, pero en este momento no recuerdo otros casos, al contrario de los que han conseguido librarla hasta el momento:

Juan Sabines (Chiapas) tiene un desfalco pendiente por más de $1000 millones, la Justicia está deliberando qué hacer con él, no ha sido procesado. Humberto Moreira (Coahuila) está consagrado al estudio en Barcelona con una beca que no le dio el SNTE, después de dejar una deuda fantasma de $35,000 millones en su estado. Eduardo Bours (Sonora), distinguido empresario de la localidad, presenció con horror y con sorpresa el incendio de la Guardería ABC en Hermosillo el 5.6.2009, y todavía están tratando de definir si fue un cerillo, un bidón de gasolina, una chispa eléctrica o si no fue nadie. El origen de la tragedia no se ha podido aclarar y los padres que perdieron hijos ahí han vivido un calvario para obtener justicia, sin éxito. Hoy publica Proceso que hay una nueva línea de investigación: el incendio fue provocado para destruir información documental relacionada con la deuda de $10,000 millones generada por el Plan Sonora Proyecta, que fue el principal programa de obras de la administración de Bours. Andrés Granier (Tabasco) tiene ahora encima una investigación por un desfalco de $20,000 millones, de los cuales él no tiene conocimiento ni siquiera de los $88.5 que encontraron en efectivo en el rancho de un ex colaborador suyo.

Los ciudadanos de Aguascalientes teníamos tres dudas con respecto al sexenio anterior, bajo Reynoso Femat:

  1. Qué pasó con el Distrito de Riego 01
  2. Qué pasó con el Hospital Hidalgo
  3. Qué pasó con el Centro de Convenciones.

porque esas tres grandes obras quedaron MUY inconclusas. Se sabe que su gobierno recibió dinero federal y que endeudó al Estado por algunos miles de millones con esos propósitos explícitos y que creó un organismo para administrar ese fondo, el FIADE, pero no sabemos qué pasó con el dinero. Sin embargo, las últimas noticias son de que esas tres obras sin terminar son un asunto despreciable, y que el verdadero problema es que encontraron una simulación de compra de tomógrafo ($13.5 millones), por lo cual Reynoso Femat trae en este momento orden de aprehensión en su contra, que fue liberada con la discreción necesaria para que se pudiera amparar y no visitara la sombra. Esto significa que a los ciudadanos nos están cambiando el problema obvio (Distrito 01, Hospital Hidalgo y Centro de Convenciones), que suma miles de millones, por un problema de trece millones y medio.

Y todavía estamos esperando la continuación del caso Gordillo: ¿habrá algún otro líder sindical que pise la cárcel? Reforma publicó que Pemex da a líderes sindicales $831,000 diarios, ¿no es suficiente para hacer una investigación? También se publicó que Pemex ha bajado su producción de petróleo x empleado, mientras que otras petroleras la han subido: ¿esto tampoco amerita investigación?

En México sigue siendo cierto “a mis amigos mi amistad, a mis enemigos la Ley”.


Comments

Leyes y su aplicación, a modo

  1. Excelente artículo José Luis. Por cierto la frase al final es de Juárez y, si me permites la precisión, lo que dijo fue: “a mis amigos, justicia y gracia; a mis enemigos, estricta justicia”

    • Gracias, Roberto. Yo conocía la frase atribuida a Don Porfirio, pero está mucho más elegante la versión de Juárez. Creo que el concepto es tan universal que seguramente habrá versiones que correspondan a otros países, voy a buscar para conocer otros enfoques y nutrir mi curiosidad. Posiblemente salga algún artículo de ahí.
      JL

Hacer un comentario: