Retos de China, hoy

 

El autor Jeffrey N. Wasserstrom escribió China in the 21st Century (Oxord University Press, Oxford, 2013), un libro introductorio a los temas actuales en ese país; está presentado en forma de preguntas y respuestas a los asuntos más importantes, como “¿Quién fue Deng Xiaoping?” o “¿Cuál es la mayor causa de malentendimiento entre China y EEUU?” ofreciendo respuestas breves, informativas y en muchas ocasiones contundentes. Lo recomiendo ampliamente; de él obtuve algunas ideas que expondré enseguida.

Wasserstrom crea un acrónimo para recordar los que en su opinión son los mayores retos actuales de China: EEECC, que corresponde a Economía, Energía, Ecología, Corrupción, Credibilidad; pasaron sin problemas al español, de mi parte le añado otra E, de Estados Unidos. Analizaremos estos seis temas uno por uno.

Economía: El gran desarrollo económico desde 1980 ha cambiado drásticamente la situación interna del país e inclusive la situación internacional; en los 70s la expectativa era que China seguiría rural y pobre por muchos años, ahora la pregunta es en cuánto tiempo se volverá urbana y qué tan rica llegará a ser. En números de macroconomía China ha conseguido primerísimos lugares pero el crecimiento no ha sido parejo; hay tres áreas de riesgo en razón de su pobreza que son: el campo, la población flotante en las ciudades que emigró del campo, y el oeste del país (las zonas fronterizas que albergan población mayoritaria no china). El crecimiento económico se dio permitiendo que aumentaran las diferencias: antes todos eran pobres (excepto los jerarcas del Partido), ahora hay muchos millonarios y multimillonarios, pero en esas tres áreas persiste la pobreza, y representa más de la mitad de la población. China necesita sostener niveles altos de crecimiento para obtener recursos con los cuales tratar de emparejar la situación en el país, pero el asunto se complica mucho, por ejemplo porque los pobladores del Oeste son nacionalistas, anti chinos y algunos también abiertamente independentistas, como en Tibet y en Xinjiang. Para el problema en el campo, éste tendría que volverse altamente atractivo para el agricultor y no nada más un medio de subsistencia; esta situación se comprende bien en México al comparar los grandes productores de Sinaloa contra los pobres campesinos que habitan algunas zonas desfavorecidas del país; para volver atractivo el campo, las cosechas tienen que valer más y esto causa uno de dos problemas: o bien la población resiente el aumento de precios o bien el gobierno tiene que subsidiar al campo y cualquiera de los dos es un drenaje de recursos. Pero mientras el campo no sea atractivo, el campesino chino seguirá emigrando a las ciudades, igual que el campesino mexicano emigra a EEUU. Las provincias separatistas son pobres pero no se les dará la independencia por razones de prestigio nacional y además porque Xinjiang tiene petróleo. Esto significa que China va a tener que seguir calmando las cosas ahí inyectando recursos, lo que atenta con su economía. Finalmente, el crecimiento económico chino está ligado a la economía mundial y no puede ser tan grande como para que se vuelva agresivo para las grandes potencias, principalmente EEUU.

Energía. China la requiere para sostener el funcionamiento de sus fábricas y de sus ciudades, que cada vez demandan más. Afortunadamente hay grandes yacimientos de carbón y tienen miles de ríos que pueden embalsarse mediante presas, utilizables para el riego y para generar electricidad. Existen yacimientos de petróleo pero la producción local es insuficiente para la demanda y China tiene que cultivar relaciones con los países exportadores (Rusia, Irán, Arabia, eventualmente México y Venezuela) y tiene que obtener derecho de paso con los EEUU, quienes son dueños y señores de los mares del mundo; todo esto significa que China tiene que estar en los mejores términos con muchos países, tanto para venderles productos como para importar petróleo, capital y tecnología.

Ecología. El problema con las fuentes de energía en China es que contaminan, principalmente el carbón, y en forma indirecta las presas porque perturban grandemente el medio ambiente, al grado de tener que reubicar a un millón de personas cuyos hogares se inundan al hacer una nueva presa. Algunos ríos en China acarrean mucho limo (lodo), que en el curso libre del río eventualmente desembocaría en el mar pero con el agua contenida por una presa se acumula en el fondo y sube el nivel del agua sin aumentar el volumen del agua contenida. En algunos casos, como la Presa de las Tres Gargantas en el río Yangtze (es la mayor del mundo) China ha optado por proyectos gigantescos en lugar de varias presas de mediano tamaño, concentrando el riesgo en un lugar, por ejemplo de inundación masiva en la región y de posibles fallas estructurales, que podrían aparecer ante un terremoto de gran magnitud, hecho posible puesto que el país está en plena zona sísmica. En este momento, el mayor problema en ecología es la polución generalizada que hay en los ríos, la mayor parte se han determinado como agua no apta para beber o peligrosa para la agricultura, el terreno se ha contaminado por las fábricas que tiran desechos tóxicos, el agua del subsuelo que se extrae en el norte (donde la población es muy grande) muestra también contaminación. Las grandes ciudades tienen atmósferas muy contaminadas, y los demás países presionan a China para que adopte medidas en favor de la ecología pero China no ha querido suscribir los acuerdos de Kyoto, y genera una gran cantidad de gases de efecto invernadero.

Corrupción. Cuando Hu Jintiao presentó su discurso de despedida en Noviembre de 2012 manifestó que la corrupción era el mayor riesgo para el legado del Partido. Ese año había caído una figura de primer nivel (Bo Xiliai, jefe en Chongqing, la ciudad más grande del mundo) acusado de corrupción y complicidad en un asesinato, quien cayó junto con sus allegados cercanos y miembros de su familia. Aunque la corrupción está presente en todos lados, China es un país donde su historia reciente la favorece. La corrupción aparece como una alternativa a “hacer las cosas bien” cuando un funcionario público opta por el beneficio personal (y de sus amigos) frente al bien común. ¿Por qué es corrupto un funcionario? Las razones pueden ser amoralidad (no existe un código de ética en el sujeto), inmoralidad (existe el código pero se quebranta), cinismo (todos lo hacen alrededor, el funcionario no ve razón para ir contra la corriente); cualquier razón mundo está sustentada en la impunidad, que solamente está presente cuando hay corrupción generalizada. En resumen: si el funcionario no tiene ética personal, se volverá corrupto simplemente como un cálculo de riesgo de si será castigado o no y optará por la corrupción cuando ve que a su alrededor casi todos son corruptos. Vale la pena entonces reflexionar si hay una concepción ética en la China de hoy: la realidad es que se tienen en contra casi todas las circunstancias: la retórica democrática y proletaria del Partido son simples declaraciones y los logros en la economía se le atribuyen a Deng y no al Partido, la honestidad no es un valor ético que se haya cultivado en China desde 1949 sino se ha cultivado como guía de conducta hacer lo que el Partido dice (en lugar de un código de ética, y además en un intento deliberado de llevar un perfil bajo para que el Partido no fuera a fijarse en el ciudadano y a inventarle un castigo como en la Revolución Cultural). China tenía a su disposición el código de ética confuciano, pero todas sus enseñanzas fueron abolidas por el gobierno comunista; China vive bajo el Imperio del Hombre, en oposición al Imperio de la Ley, un concepto moderno importante que opone la guía de un hombre (o un grupo como el Partido), contra la guía de la Ley. La corrupción permea el gobierno chino y aparece en público en forma violenta (las protestas de 1989 en la Plaza Tiananmen) o trágica (las escuelas mal construidas que se cayeron en el temblor de 2008 en Sichuan) o generalizada (la polución de la atmósfera y el agua por las empresas contaminantes que no se vigilan). Internamente al Partido existe una razón muy fuerte para su corrupción: no tiene rival, y todas las organizaciones y las personas tienden a dormirse en sus laureles y a permitirse libertades cuando no hay quien los vigile o les haga contrapeso; el Partido lleva 64 años de impunidad social, ya que ninguna organización le puede hacer frente. Mi opinión es que Hu Jintiao tenía toda la razón al denunciar ese problema.

Credibilidad. En todos los países el gobierno es el culpable designado de los males que aquejan a la población; cuando además hay razones particulares para señalar problemas en el gobierno, la credibilidad se va por los suelos. Actualmente se considera que en China el Partido es tan corrupto como los Nacionalistas derrocados en 1949, pero las protestas de cualquier tipo se reprimen y el ciudadano se queda solo con su rencor, acumulado por la impotencia.

Estados Unidos. Desde la óptica del ciudadano norteamericano hay resentimiento contra China por estar inundado de productos chinos que se llevaron el trabajo a otro lado. El empresario local resiente la competencia de productos chinos. El gran inversionista está dispuesto a aprovechar el tiempo que dure la mano de obra muy barata en China. El gobierno se cuida de que China no lo vaya a superar militarmente algún día. El país en su conjunto se considera amenazado en su hegemonía mundial, y con seguridad tienen preparados escenarios posibles (si China tiene demasiados portaaviones, si China ataca Vietnam… con las respuestas convenientes). Detrás de las manifestaciones de los ciudadanos o las oficiales del gobierno, China y EEUU son dos países que compiten actualmente por el primer lugar. EEUU está relativamente tranquilo porque China tiene muchísimo dinero junto con muchísimos problemas y calcula que la solución puede drenar los recursos chinos y además empantanar el desarrollo, y militarmente China todavía está muy atrás porque EEUU tiene la experiencia de campo en multitud de guerras, y los buenos oficiales militares no se forman con facilidad ni rápidamente ni sofocando revueltas populares (algo que ha hecho el Ejército Chino). La perspectiva en el futuro mediato es que EEUU seguirá siendo el número uno, tanto económica como militarmente.


Comments

Retos de China, hoy

Hacer un comentario: