Autos ecológicos

1-Los automóviles híbridos

El uso de los motores eléctricos en el automóvil es tan viejo como el siglo XX (Ferdinand Porsche inventó el primer motor híbrido para autos en 1901) pero hasta cien años después empiezan a utilizarse en forma más amplia. ¿Por qué? La razón fue muy simple, y fue económica, no tecnológica: el petróleo ya se veía en 1901 como la fuerza que movería al mundo, ya había muchos interese en juego de las empresas petroleras, y los fabricantes de automóviles decidieron irse por ahí en vez de desarrollar tecnología basada en la electricidad. De cualquier manera hubiéramos tenido los millones de coches que se han construido, pero serían eléctricos; tendríamos menos polución, menos efecto invernadero, y poco a poco, en el curso de un siglo, se hubiera desarrollado la tecnología para crear motores eléctricos cada vez mejores.

Los motores eléctricos tienen algunas ventajas sobre los motores de combustión interna (gasolina, gas, diesel): no contaminan la atmósfera quemando combustible, y esa es la bandera que se ha estado esgrimiendo a favor de su uso. Esto es verdadero hasta cierto punto nada más, porque todos los motores, sin excepción, lo que hacen es transformar un tipo de energía en otro tipo de energía, y todos presuponen un depósito de energía para gastarla en su funcionamiento. La bicicleta convierte la energía gastada en dar vuelta a los pedales en movimiento; el motor de gasolina quema la gasolina y lo convierte en rotaciones del motor; el motor eléctrico toma la energía de una pila o de un enchufe y la convierte en rotaciones del motor. Cuando alguien dice que “los motores eléctricos no contaminan” está diciendo una verdad a medias, ya que estos motores le pasan la factura de la contaminación a su propia fuente de energía. Por ejemplo, si la toma del enchufe en la pared, entonces habría que ver cómo produjo la CFE esa electricidad (puede ser con una planta nuclear, que contamina; puede ser de una presa, que no contamina; puede ser con motores diesel, que sí contaminan).

Sin embargo, el motor eléctrico es mucho más eficiente que el de gasolina. Para entenderlo, recordemos que estos últimos funcionan en base a pistones que suben y bajan y transmiten la fuerza de su movimiento al cigüeñal mediante las bielas. El trabajo requerido para subir y bajar estos pistones es la causa más grande de desperdicio de energía. Otra muy importante es el calor, y vemos que parte de la fuerza del motor tiene que invertirse en una bomba de agua que hace circular el agua por el radiador y el motor para disipar el calor producido por la combustión. En resumen, el motor de gasolina es muy ineficiente, comparado con el motor eléctrico.

Para que me entienda mejor, el motor de gasolina es como el gobierno: para que funcione hay que pagar a toda la burocracia (que no trae ningún beneficio directo al pueblo), y si queda algo de presupuesto, entonces se invertirá en obras. En otras palabras, nuestros impuestos sirven mayoritariamente para que los burócratas puedan cobrar su sueldo. Si no me cree, considere la noticia de que el presupuesto de Aguascalientes en 2012 estará destinado en un 80% a pago de nómina.

Los motores eléctricos tienen una ventaja directa para el dueño: sale más barato moverlos, y esta es la razón que mueve más al consumidor. Por este motivo los grandes fabricantes ya empezaron a vender automóviles híbridos (tienen un motor de gasolina + un motor eléctrico). El pago de la electricidad necesaria para moverlos cuesta menos que el pago equivalente para mover un motor de gasolina. Si en este momento un coche de 4 cilindros rinde, digamos, 10 km/litro, redondeando el precio de la gasolina a $10/litro, quiere decir que nos gastamos $1 por cada kilómetro. Haciendo un cálculo muy aproximado, un auto con motor híbrido cuesta 50 centavos por kilómetro.

2-Ventajas técnicas de los motores eléctricos

Los motores eléctricos constan básicamente de dos partes: una armadura exterior, y un rotor que da vueltas en medio de la armadura. Las dos partes tienen un alambrado que conduce corriente, y que cuando la corriente se mete a la armadura produce un campo magnético que hace dar vueltas al rotor. La maravilla de estos motores es que el proceso se puede invertir: hablando en términos muy simplificados, si se hace dar vueltas al rotor, entonces se produce electricidad en la armadura (Esto no está disponible en los motores de gasolina, aunque le demos vueltas para atrás a uno de esos motores, no se va a producir gasolina). Cuando viaja uno en coche y hay una pendiente hacia abajo, puede utilizarse el motor para enfrenar, pero hasta ahí. En cambio en los motores híbridos, estas situaciones se aprovechan para recargar las pilas, algo semejante a lo que se está haciendo continuamente al mover el alternador, que es el que mantiene constante la carga del acumulador (otro nombre para una pila eléctrica).

Los motores eléctricos tienen básicamente una sola parte móvil, el rotor. En cambio en un motor de gasolina, hay muchas que son móviles: válvulas, árbol de levas, pistones, bielas, cigüeñal, y mover todas esas partes significa un consumo de energía.

Cuando explota la gasolina en un cilindro gracias a la chispa de las bujías, se produce una onda expansiva, que es lo que empuja el pistón hacia abajo, y esta es la parte que se aprovecha. Pero también se produce calor al quemarse la gasolina, y este calor es excesivo, hay que controlarlo disipándolo con sistemas de enfriamiento. Ahí es donde interviene la bomba de agua, que se mueve y también consume energía, y todo lo que hace el agua es circular adentro del motor, calentarse, viajar al radiador para enfriarse ahí, y luego regresar al motor otra vez. Todo esto representa gasto de energía sin beneficio directo para el coche, es decir, vuelve ineficiente al sistema. En cambio en los motores eléctricos, aunque también se produce calor por la rotación de las piezas, no es comparable con el generado por la gasolina al quemarse.

Finalmente, el motor eléctrico es prácticamente silencioso. No hay combustible que explote, no hay humo que salga por el escape, no hay evidencia directa de contaminación.

Pero recordemos, el precio de la contaminación en un motor eléctrico se paga cuando se carga la pila del motor. Es algo semejante a lo que sucede con los secadores de manos que hay en algunos baños: sacan un chorro de aire caliente y se anuncian diciendo que no gastan papel y que es energía limpia. Eso no es cierto. No hay motores 100% limpios, todos consiguen su energía efectuando alguna contaminación.

3-Desventajas de los motores eléctricos

En este momento, la desventaja principal es el precio, y en seguida, la autonomía. Todavía salen muy caros, por ejemplo el Honda Civic normal cuesta $255,000 y el híbrido cuesta $354,000; esto significa un sobreprecio del 39%.

Con respecto a la autonomía, el problema radica en que las pilas eléctricas son pesadas y voluminosas, y por lo tanto su uso es todavía limitado. Sin embargo, como nos consta a todos porque a nuestros teléfonos celulares les dura más la pila con cada modelo nuevo, esto significa que la tecnología avanza y que están haciendo pilas cada vez más pequeñas y más poderosas, y posiblemente en unos años más bastará con una pila del tamaño de un acumulador de camión para mover un coche unos cientos de kilómetros.

Otra desventaja es que es tecnología nueva, y por lo tanto, su mantenimiento es más caro. Marcelo Ebrard ha publicitado los taxis eléctricos en el DF, pero su costo es muy caro y el mantenimiento también, y durante años los taxistas seguirán prefiriendo el Tsuru aunque les quieran vender la idea de la ecología, puesto que el taxi es un negocio y los costos actuales de un vehículo eléctrico lo vuelven prohibitivo.

Las dos desventajas mencionadas irán disminuyendo con el tiempo, conforme avance la tecnología y haya más coches eléctricos en el mercado.

4-El futuro.

El petróleo se va a acabar, así que aquí no hay vuelta de hoja. No es cuestión de sí o no, es cuestión de cuándo se va a acabar. El pronóstico actual es que durará unos 40-50 años más, y toda la industria del automóvil, que en este momento está basada en motores de combustión, tendrá que cambiar y evolucionar a otro tipo de energía; la que se ve en puerta es la eléctrica.

5-Por mientras, en Aguascalientes.

En nuestro estado le han estado haciendo mucha promoción al Estado Verde. Como idea general yo creo que está muy bien, pero hay que preguntar a las autoridades si quieren sacar el ISO12345678 inciso Z o si quieren que Aguascalientes sea verde. En el primer caso, que lo saquen y que cuelguen los diplomas en su oficina, a mí no me importa. En el segundo caso, hay que fijarse en los factores que más inciden en que una región sea o no verde:

  1. Contaminación, principalmente por automóviles
  2. Conservación y CRECIMIENTO de áreas verdes
  3. Fuentes de agua potable
  4. Aprovechamiento del agua.

En esos cuatro aspectos nuestro estado está reprobado.

1)      Para empezar, según el INEGI tenemos unos 200,000 vehículos de motor en el estado; luego, hay que poner en orden a los vehículos que contaminan, que todavía hay muchos, y hay que impulsar la venta de coches híbridos. Por ejemplo en el DF estimulan a los compradores con un descuento del 90% en la tenencia y menor carga en las verificaciones.

2)      Con respecto a las áreas verdes, no sé con qué cara dicen nuestras autoridades que vamos a ser un estado verde si tienen toda la intención de acabar con el pulmón de vegetación que está al poniente de la ciudad, ahora que avancen en la construcción del tercer anillo.

3)      En fuentes de agua estamos para llorar, porque toda se extrae de pozos, y absolutamente nadie en este pueblo pude decirnos cuánto tiempo más nos van a durar.

4)      En lo único que estamos muy bien es en el tratamiento de aguas, porque hay muchas plantas para tratar aguas residuales.

Está bien la iniciativa de promover focos ahorradores, pero la contribución de esa medida al estado verde es mínima. Sugiero a nuestras autoridades concentrarse en lo verdaderamente importante o cambiar el discurso, porque todos nos damos cuenta que es eso, simple discurso.

Por otro lado, el gobernador viajó a Japón para tratar de conseguir lo que sabe hacer mejor porque tiene mucha experiencia, y es atraer inversión. Se ha mencionado en concreto la posibilidad de que Nissan instale aquí una segunda planta. Me parece muy buena esta acción porque a fin de cuentas el trabajo es necesario y a nuestra entidad amenaza el desempleo. No hay resultados definitivos todavía, pero espero que el gobernador pueda conseguirlo.

Y si consigue que Nissan ponga aquí una fábrica de automóviles híbridos, merecerá el aplauso de todos nosotros.


Comments

Autos ecológicos

  1. Buen articulo pero tal ves te falto tocar el tema de su fabricacion debido a que fabricar un auto hibrido o electrico es un proceso altamente contaminante debido a las baterias todo apunta a que tomando en cuenta esto no resultan ser tan ecologicos.

  2. Pingback: Autos híbridos, una maravilla. – Título del sitio

Hacer un comentario: