Avestruz presidencial

UNO-En mi vida he encontrado especialmente difícil discutir con personas que no me escuchan o que no me responden; no hablo de los que son muy inteligentes y tienen argumentos mejores que los míos, con ellos entras a la discusión, te rebaten, pierdes o ganas, se acabó. El problema es con quien le dices “yo opino que don Pedro Rivas hizo bien empezando a plantar árboles en el centro de la ciudad” y te responden “fíjate que vi un hipopótamo volando, y noté que lo hacía muy bajo, casi a ras del suelo, seguramente era así porque pesan mucho” o cualquier otra cosa que no tiene que ver ni con don Pedro, ni con árboles plantados ni con el centro de Aguascalientes. Así está en este momento el pueblo de México con la gran avestruz mesiánica que se ha instalado en Palacio de Gobierno.

Pedro Ferriz Jr. le pregunta en una de las conferencias mañaneras:

-Señor, yo creo que es incorrecto llamar fifí a toda la prensa que opina diferente de usted, simplemente ejercemos la libertad de expresión. ¿Cree usted que podría eliminar esa manera de calificarnos, que nada más crea divisiones?

-Mira Pedro, yo soy demócrata y también ejerzo la libertad de expresión, de hecho esta reunión es para eso… en el país ciertamente han existido los fifís… es un término que se inventó en el Porfiriato… entonces había prensa fifí… y hoy hay prensa fifí, cómo no… yo soy un hombre profundamente democrático…

(transcurren quince minutos de monólogo sin pies ni cabeza, que interrumpe Pedro Ferriz Jr.)

-Pero señor, yo le pedí que cesara Usted en esa manera de atacar la P…

(continúa Andrés López monologando)

-…claro que me gusta escuchar a la gente, aquí estamos todos reunidos, en un ejercicio de democracia y respeto republicano… cuando yo veo a la gente, a la gente del pueblo, del pueblo sabio, ellos se expresan diferente… ellos sí saben… son el pueblo sabio…

Hasta que finalmente, como la campana del recreo que todos los alumnos ansían escuchar, se termina el Monólogo del Día y los periodistas salen indigestos de tanta sabiduría, preguntándose entre sí quién votó por Mario Moreno para presidente; aquellos que no eran periodistas, pasan a la Caja directamente por su cheque.

Con la prensa mexicana se puede hacer eso, porque son fifís; con el presidente de Estados Unidos, que por lo visto y a pesar de todo estará ahí otros dos años, lo único que ha alcanzado a decir la gran avestruz mesiánica es “queremos mantener una relación de respeto y colaboración” lo que seguramente ha irritado, y mucho, a Trump, porque está acostumbrado a que lo vitoreen o lo ataquen, pero no sabe qué hacer cuando no le dicen nada.

DOS-México ha tenido una utilidad innegable para los Estados Unidos, es un buffer para la inmigración centroamericana: antes de llegar allá, tienen que pasar por aquí, y EEUU quiere que los detengamos, porque no quieren tanto inmigrante, mucho menos recibidos en grupo y sin control, al amparo de lo que consideran una pantalla: asilados políticos, piensan que estarán infiltrados miembros de grupos delictivos a los que hay que mantener lejos.

Como muestra del gran respeto que merece EEUU a Andrés López, una de las primeras acciones del sexenio fue permitir la entrada masiva de migrantes centroamericanos que quieren usar a México como vía para llegar a la frontera norte, solicitar asilo político, e inmigrar. Medida populista y populachera, fue calificada así por la prensa fifí, alegatos debidamente ignorados; los inmigrantes llegan a la frontera norte y se instalan como pueden en Tijuana, Nogales, Cd. Juárez y otras ciudades, causan un caos en esos lugares, y son rechazados por las autoridades norteamericanas. El buffer que era México para Norteamérica se terminó.

TRES-Viene Jared Kushner y le dice a la plana mayor instalada en Palacio: mi suegro está muy molesto porque México no detiene a los centramericanos en la frontera con Guatemala.

Andrés López sigue en su postura de mantener una relación de diálogo y respeto con Estados Unidos.

CUATRO-Trump se da cuenta que su mensaje no fue entendido y amenaza con cerrar “totalmente” la frontera con México. Claro que sería una decisión perjudicial para ambos países, pero pesará más en el ánimo de Trump el problema de contener la inmigración centroamericana con la ayuda de México, que todo el enojo de los comerciantes en El Paso, Calexico, Eagle Pass y cualquier ciudad de su frontera sur porque les quitó el mercado mexicano. Alguien le susurra al oído a nuestro presidente que puede dejar de promover el libro de su esposa y convocar a una reunión de gabinete para analizar las consecuencias del cierre de la frontera norte. Se filtra a la prensa que las pérdidas para México serían de mil millones de dólares por día.

CINCO-Así como los avestruces no pueden vivir con la cabeza enterrada permanentemente en la arena, así también Andrés López está entendiendo a la mala que no puede seguir cantinfleando ad nauseam y llamando fifí a todos los que lo critican, porque la realidad no dialoga con él, nada más le impone hechos. Por principio de cuentas, aquellos que están totalmente fuera de su control, como las reacciones de Trump a las (malas) indecisiones de Andrés López.

SEIS-Así como ya respingó Trump, dentro de unos seis meses va a respingar la realidad económica mexicana, porque aumentó la inseguridad (pienso con perfidia: contando con indulto presidencial, ¿para qué respetar la ley?), porque no hay inversión del gobierno federal, la empresa privada no sabe qué hacer y no invierte, bajan los negocios, baja la actividad económica, baja la recaudación fiscal. Esto último, de hecho, ya está sucediendo.

SIETE-Un Estadista es alguien preocupado por el bienestar general de su país, que tiene la inteligencia y la información suficientes para distinguir lo que está en sus manos y lo que no, que puede prever las reacciones a las (in)decisiones que tome, que puede ver el futuro y aprender de lo que podría suceder, adaptando sus decisiones a lograr lo que quiere que suceda y evitar lo que no quiere.

Los demás son avestruces presidenciales.


Hacer un comentario: