Línea Verde

Todas las ciudades grandes tienen áreas alargadas, casi hilos cuando se ven en el mapa, que tradicionalmente no se utilizan para otros propósitos que el que les dio origen: por donde pasan los ductos de Pemex, las líneas de alta tensión, las vías de ferrocarril, el cauce de algún arroyo casi siempre seco, y si se tiene suerte, un río. Lo más frecuente es que se consideren zonas perdidas para el desarrollo urbano y que se deje que la Naturaleza y la iniciativa de los vecinos hagan ahí lo que se les antoja. En Aguascalientes había una persona que tenía fama de adquirir terrenos cerca de esos lugares y luego, en el curso del tiempo, iba recorriendo la parte trasera de su propiedad hacia el baldío; al cabo de los diez años reglamentarios promovía un juicio de Prescripción Positiva y se hacía dueño de una superficie considerable. Pero este era un caso excesivo de creatividad, la mayoría de los terrenos a que me refiero son tierra de nadie, basureros, llenos de lodo cuando llueve y semilla de remolinos el resto del año.

LineaVerde 011dim

He visto en varias ciudades lo que se hace con estos terrenos. Por ejemplo, en medio de Culiacán pasa el río Humaya, y sus orillas fueron durante muchos años basureros, cañaverales, lugar informal para reuniones dominicales en las zonas despejadas, hasta que a las autoridades se les ocurrió meter orden en el asunto: construyeron calles bien pavimentadas a ambos lados, con una banqueta del lado del río y una barda para defensa. Actualmente es el Malecón, hay muchos árboles que aprovechan el agua, la barda está cubierta de buganvilias, lo que era tierra de desperdicio se convirtió en zona elegante de la ciudad. En Guadalajara, partiendo de Los Arcos junto a las instalaciones de la UAG está la Av. Montevideo, que hace muchos años era el cauce de un arroyo. Lo entubaron, dejaron un camellón muy ancho –unos 50 metros- y ahí sembraron pasto y árboles, es un recorrido hermoso de 2 km ideales para pasear. En Chihuahua sufren casi siempre de sequía pero cuando les llueve caen torrentes y la ciudad se inundaba hasta que hicieron el canal Teófilo Burunda por donde corría aquel arroyo. Es una construcción fea e imponente (una plancha de cemento nada más) pero cumple su función de encauzar las aguas de las lluvias fuertes; su anchura, entre 50 y 100 metros, probablemente hubiera permitido poner algo más ahí, pero nada más está el cemento. En Monterrey el río Santa Catarina, seco la mayoría de los años, tiene construidas canchas y parques en su cauche; cuando llega un huracán destruye todo a su paso y los industriosos regiomontanos lo vuelven a reconstruir. También en Aguascalientes entubaron el arroyo para crear la Av. López Mateos, sin otra imaginación que taparlo y poner encima la calle.

LineaVerde 014dim

Hacia el oriente de mi ciudad corre desde hace años un ducto de Pemex a lo largo de una avenida llamada Poliducto. Muy largo, son cerca de 12km, atraviesa una zona en donde se han construido muchas viviendas financiadas por el gobierno y es la parte más poblada de la ciudad, aproximadamente 400,000 habitantes. Durante años,  la avenida tuvo nada más dos calles, una de cada lado, separadas por un camellón muy ancho (unos 50 metros) por donde corren los ductos de Pemex, quien por razón natural no permite que en ese lugar construyan casas ni edificios; el camellón se convirtió en un enorme basurero, con piedras y tierra y bolsas de plástico y perros muertos, que servía de refugio de malvivientes y por su pésimo aspecto era una invitación a evitarlo. La zona reservada por Pemex cumplía su función: permitir el flujo dentro de los ductos protegidos, pero creaba un problema social por la basura, los focos de infección, el polvo, el mal aspecto y las pandillas que se juntaban en el lugar. El oriente de Aguascalientes está construido sobre los cerros, en terrenos que antiguamente eran nopaleras y huizacheras, tierra dura donde el tepetate aparece a los pocos centímetros de excavación. En resumen, la Av. Poliducto era un lugar que afeaba la zona más poblada de la ciudad y contribuía a la descomposición social.

Al inicio de esta administración municipal (2011-2013) se inició un gran proyecto llamado Línea Verde: recuperar el camellón en medio de la Av. Poliducto construyendo en su superficie áreas verdes, pistas, campos deportivos, y pequeños gimnasios. No era una decisión que fuera de la competencia exclusiva del Municipio, empezando por el hecho de que el terreno era de Pemex; aún suponiendo un acuerdo con ellos, hacía falta el dinero. Cualquiera que haya intentado convencer alguien que trabaja en el gobierno puede imaginarse el primer problema, cualquiera que haya comprado un árbol para sembrarlo puede dimensionar el costo de este proyecto. Pero la alternativa tradicional (no hacer nada, esperando librar el trienio municipal sin que hubiera una explosión social ahí) llevaba a mantener dentro de la ciudad una superficie muy grande (aproximadamente 12km x 100metros, contando las calles a los lados, suman 120 hectáreas) como un lugar horrible, precisamente atravesando la zona más populosa de la ciudad, exactamente el lugar en el que las autoridades debían fijar más su atención. Se hicieron las negociaciones con Pemex y se consiguió dinero, bastante dinero, para construir ahí la línea verde.

LineaVerde 048dim

Personalmente realicé un recorrido por toda esa zona el pasado 9 de enero; me guiaron funcionarios de la Secretaría de Servicios Públicos del Ayuntamiento: Jesús González, Emanuel Oliveros y César Rangel, a quienes agradezco su paciencia y amabilidad. Naturalmente, llevé mi cámara para tomar fotos y documentar este reportaje. La Línea verde empieza en el sur-oriente, y terminará en la salida a Zacatecas. El contraste entre el nuevo camellón convertido en área verde y el antiguo camellón dejado como estaba es impresionante. De un lado se ve pasto, árboles que están creciendo, una pista que serpentea por los cerros recorridos por la avenida, canchas deportivas colocadas en forma espaciada; del otro lado se ve basura, piedras, agua lodosa, bolsas tiradas, en resumen: tierra de nadie. Mi ciudad tiene el agua nada más en el nombre, y el suelo que no se siembra permanece seco y polvoso, con un poco de zacate en verano y lleno de tierra el resto del año; la diferencia entre un lado y otro es precisamente esa: tierra y piedra a montones, contra verde y vida donde están haciendo la Línea Verde.

A lo largo de este proyecto están construidas muchas canchas deportivas: futbol, volibol, basquetbol, futbol rápido, pistas para patinetas y para bicicletas de montaña, gimnasios, arenas para boxeo; a lo largo de todas ellas, acompañándolas en el trayecto completo, está la pista para caminar, correr o andar en bicicleta, que cuando esté concluida la obra serán 12 kilómetros, posiblemente el mejor lugar en todo Aguascalientes para caminar o correr, tanto por la extensión como porque hay incontables subidas y bajadas que servirán para probar y mejorar la condición física. También para bicicletas será una buena pista, pero en este caso yo prefiero el Libramiento Norte-Sur, que son 20km más los que usted le quiera añadir para llegar al libramiento y para regresar, recorriendo la salida a México y a Calvillo.

LineaVerde 078dim

La Línea Verde ha cambiado totalmente el aspecto de esa zona. Hace tres años, los que corrían con la mala suerte de vivir en la Av. Poliducto tenían que andar con cuidado y mantener la casa bien cerrada en la noche; hoy tienen frente a sí un enorme parque, bien iluminado, en donde en vez de pandillas que se juntaban para drogarse, asisten ahora jóvenes y adultos a pasear o hacer algo de ejercicio. Naturalmente hay vigilancia, pero con la luz, el pasto y las canchas deportivas ha venido un cambio de actitud en las personas que visitan ese camellón (o quizá simplemente los antiguos pandilleros se fueron a otro lado) que hacen menos frecuente la intervención de las autoridades.

LineaVerde 074dim

Esta administración municipal está aplicando una lección que ya conocían los antiguos romanos, cuando decían “mente sana en cuerpo sano”: al fomentar el deporte se permite la liberación de energías de los jóvenes en forma positiva, sudando y practicando un deporte, mejorando la salud. Aunque fuera nada más porque ahora dedican el tiempo a jugar futbol en vez de estar ahí nada más sentados, el simple cambio de actividad ya sería un avance. Sin embargo, está más que comprobado que las personas que practican con regularidad algún deporte experimentan beneficios no nada más en su físico, sino en mente. Yo estoy convencido, por ejemplo, que no hay estrés que aguante una caminata de 20 kilómetros; se lo decía hace años a mi hijo Rodrigo cuando platicábamos de la tensión a que se ve uno sujeto en el trabajo y sigo creyendo en eso, aunque ahora practico más la bicicleta (es cosa de estirar la distancia a 50km).

LineaVerde 086dim

No tengo manera de medir con precisión el impacto de la Línea Verde en mi ciudad, pero puedo dar números y permitir que usted saque sus conclusiones: serán 12 kilómetros de pasto y pista; una superficie entre 60 y 120 hectáreas recreativas recuperadas a la tierra de desperdicio; atraviesa la zona más populosa de la ciudad, con unos 300,000 personas viviendo en las cercanías de la Av. Poliducto, repartidos en unas 90 colonias; se plantarán en total entre 5,000 y 10,000 árboles; habrá 10 parques deportivos grandes y (mi estimación) unos 50 parquecitos colocados a lo largo de la línea; todos los días, principalmente en la mañana temprano y por la tarde, cientos de jóvenes y adultos van ahí para pasear o practicar algún deporte; con el tiempo se espera que sean miles de personas las que visiten la Línea Verde diariamente para hacer ejercicio o simplemente para descansar; el reporte de inversión del municipio es de $558 millones.

Un objetivo a largo plazo que yo espero se pueda cumplir es crear una conciencia ecológica en las personas que hacen uso de este parque lineal; al poder disponer de ese enorme espacio y darse cuenta de los beneficios que trae para ellos y sus familias, aprenderán a apreciar el esfuerzo del municipio en crear y conservar esas áreas verdes, y posiblemente ellos por su parte se decidirán a realizar acciones semejantes. Idealmente, cada uno de los ciudadanos que visitan la Línea Verde debería adoptar un árbol. Otro objetivo es que este ejemplo entusiasme a las autoridades en otras ciudades para recuperar zonas equivalentes a la Av. Poliducto.

DSC_0116dim

La ciudad de Aguascalientes ha vivido una transformación continua desde la administración de Don Pedro Rivas (1981-1983), cuando se empezó a plantar árboles en las calles del centro de la ciudad. Las siguientes administraciones han cuidado los camellones de las avenidas principales y los que conocemos otras ciudades apreciamos que aquí tengamos árboles y flores y pasto en esos lugares, en vez de tierras y piedra y basura. Con justa razón esta administración concentra sus esfuerzos en el oriente de la ciudad, simplemente porque ahí es donde hay más población; posiblemente donde usted vive no están haciendo ninguna obra comparable a la Línea Verde, quizá el pasto esté descuidado y los árboles a punto de secarse; en este caso, le sugiero dos acciones: hable al municipio para informar el problema, y mientras llegan los de Parques y Jardines, adopte usted árbol. La ciudad no es del municipio, es de todos nosotros.

LineaVerde 082dim


Hacer un comentario: